Todo lo que debes saber de la nueva Ley de Protección del Empleo

La Ley de Protección del Empleo, busca proteger a los empleados que hayan visto perjudicadas sus funciones laborales producto de la pandemia, pudiendo acogerse a los beneficios del Seguro de Cesantía sin tener que dar término a su contrato, o bien, optando a la reducción de jornada; cuando se presenten las siguientes situaciones:

 

  1. Suspensión de contrato por acto de Autoridad: Cuando la autoridad declara la paralización temporal de las actividades económicas a nivel país o zonal. El empleador seguirá pagando cotizaciones.

 

  1. Pacto de Suspensión de contrato: Rige para los empleadores que han visto afectadas sus actividades de manera parcial o completa debido al Covid-19, permitiéndoles a ambas partes, pactar la suspensión de contrato.

 

  1. Reducción temporal de la jornada de trabajo: Permite que el empleador mediante acuerdo con sus trabajadores pacten de manera individual o colectiva la reducción de hasta el 50% de la jornada laboral.  El empleador pagará el total de las horas trabajadas y las cotizaciones proporcionales a estas. Asimismo, el trabajador recibirá un complemento de hasta un 25% por parte del Seguro de Cesantía.

 

  1. Ley de Crianza Protegida: Se podrán acoger a esta ley madres, padres o cuidadores de niños en edad preescolar (nacidos desde 2013) que estén afiliados al Seguro de Cesantía. La sala cuna o jardín donde asista el niño o niña debe estar cerrado temporalmente por la pandemia, el o la trabajadora debe cumplir con los requisitos de la Ley de Protección del Empleo y el empleador debe realizar el trámite y no puede negarse.

  

 

Los Cambios a la ley

 

Originalmente esta ley iba a estar en vigencia hasta octubre, pero se extendió por 5 meses más, llegando con esta mejora al doble de los beneficiados inicialmente. Las modificaciones van desde el aumento de las cuotas y los  montos del Seguro de Cesantía, y la flexibilidad en los requisitos para obtenerlo. Además, si el trabajador no cuenta con saldo en su Cuenta Individual de Cesantía, automáticamente se financiarán los pagos con cargo al Fondo de Cesantía Solidario.

 

El Empleador 

 

El empleador tiene por obligación en caso de suspensión de contrato, seguir pagando las cotizaciones de previsión y salud de los trabajadores, aunque a partir de la entrada en vigencia de la ley, cuenta con la posibilidad excepcional de poder pagar las cotizaciones de pensiones dentro de los 12 meses posteriores al término de vigencia de la norma, sin intereses ni multas. En caso de reducción de jornada, deberá seguir otorgando beneficios como aguinaldos, asignaciones y bonos.

 

El empleador es el encargado de solicitar el Seguro de Cesantía de sus trabajadores de manera online, siempre que las utilidades de la empresa hayan bajado en al menos un 20% en comparación con el mes anterior.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *