Los mejores Embajadores para tu marca: tus colaboradores

Hace años una amiga me contó que en su empresa mantenían juguetes y helados en su oficina, lo que en mi mente siempre se pintó como la fábrica de  Willy Wonka… Y es que honestamente, la mayoría hemos pasado al menos una vez por una empresa cuya imagen al público dista mucho de la realidad que viven los empleados: ambientes de trabajo hostiles, mala organización y un sin fin de posibilidades ¿Cómo ves el ambiente de tu empresa? ¿Es lo que deseas?

Por suerte, cada vez son más los que se han inclinado hacia el Employer Branding o Employee Advocacy, prácticas en la que la comunicación interna y mantener a gusto a todos tus colaboradores creará un ambiente ideal en el cual tendrás como los embajadores principales de tu marca a tu propio equipo de trabajo (palabras clave: conectados, comprometidos y motivados)

¿Embajadores de marca? Te explico

A la hora de dar a conocer a una empresa, la fuente más creíble son sus empleados (al menos según un estudio de Edelman Trust Barometer, el 41% de los consumidores opina así), por lo que la comunicación interna, y un plan bien estructurado del departamento de recursos humanos te garantizará el éxito en esta doble alianza.

Los empleados embajadores de marca son quienes ayudan a dar visibilidad a la empresa principalmente a través de redes sociales, lo que implica dar a conocer -además de la cultura y valores- productos o servicios y campañas concretas. 

¿Por dónde empezar?

Primero que todo, para que tus colaboradores se conviertan en tus embajadores deben estar a gusto con diversos aspectos de su trabajo, más allá de su remuneración a fin de mes.

Según el Edelman Trust Barometer de 2019, el 67% de los empleados esperan que sus jefes tengan “un propósito aún mayor” y que sus trabajos tengan un “impacto significativo en la sociedad”. Casi tres cuartas partes esperan que la cultura de la empresa sea “una cultura inclusiva basada en valores”. Y el 80% afirma que esperan que su responsable directo les ofrezca un trabajo “interesante y gratificante”.

Sentir que se está cumpliendo un rol social, ser parte de un propósito más amplio, a la vez que se está con las expectativas cumplidas es clave para generar confianza y una cultura con alto grado de confianza. Tip: comienza por los jefes, directivos y cargos medios de la empresa como ejemplo para el resto del equipo y luego identifica a tus trabajadores más motivados.

Pero… ¿qué ganas con todo esto?

Los efectos que traerá esta nueva estrategia consiste principalmente en la confianza de tu equipo y una comunicación interna exitosa que promueva la cultura y valores de tu empresa, la que a su vez se traduce en una buena reputación, credibilidad y un alza en las ventas de hasta un 26% según un estudio de MarketingProfs., pero no solo se queda en eso: tu empresa se convierte en un lugar deseable para trabajar, lo que incide directamente en la capacidad de reclutar talento.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *